LA DEMOCRACIA Y LA POLÍTICA EN EL NUEVO PARADIGMA



      No se puede ser un auténtico demócrata sin estar comprometido en un proceso continuo de autoconocimiento, sin él no seremos capaces de detectar nuestros prejuicios, que son el gran obstáculo que ha de superar una democracia. No puede haber un diálogo verdadero sin saber cómo nos manejan nuestros prejuicios y emociones, como muestra de esto basta ver cualquiera de los habituales debates políticos parlamentarios en los que priman las descalificaciones personales sobre el espíritu de servicio a la comunidad. Cuando una persona necesita descalificar a otra para exponer sus argumentos está expresando un déficit de confianza en sí mismo y por lo tanto una doble falta de respeto: hacia sí mismo y hacia su interlocutor. El principio socrático "conócete a ti mismo" ha de ser también un principio fundamental de la democracia y no un mero tema de examen en nuestros colegios e institutos. No es posible caminar hacia una auténtica democracia sin iniciar el gran cambio en nuestra educación, más allá de cualquier idea política: llevar el autoconocimiento y la sabiduría a clase. Un pueblo en un régimen democrático de los actuales que no se conoce, que no camina hacia la sabiduría, será fácilmente manipulable a través de sus estados de necesidad y de las proyecciones identitarias, y por lo tanto su voto no será ni libre ni soberano.
  


En la esencia de una auténtica democracia está el poder de hacer reconciliable lo irreconciliable,  revelando a través de las relaciones intrapersonales y sociales la belleza del ser humano.

       Para asumir una democracia de esta profundidad es necesario hacerlo desde los Nuevos Paradigmas del Conocimiento, es decir llevando nuestra forma de pensar más allá de la Dualidad en la que fuimos educados, que hace que provoquemos inconscientemente dramas y todo tipo de conflictos. En estos paradigmas se trasciende la educación en autoridades, lo cual implica que en la relación con nosotros mismos no valen actitudes dictatoriales y juicios descalificativos, es decir: hemos de instaurar la democracia en nuestro propio gobierno interno, lo cual implica crecer a través de un autoconocimiento no basado en autoridades, que es tanto como decir un autoconocimiento democrático, este tipo de autoconocimiento es precisamente el que plantea la mirada "Educar empoderando".
        Respecto a la visión de la política en los Nuevos Paradigmas podemos concretarla en el siguiente pensamiento: ningún política ni ideal ha de estar por encima de nuestra humanidad, ninguna pasión ha de quemar, consumir, el respeto y la escucha entre dos seres humanos. Sin estos dos principios básicos la democracia es un simple papel mojado, un disfraz de nuestros propios dictadores internos.
 


“EDUCAR DESDE EL ESPÍRITU CIENTÍFICO”


Taller basado en la mirada pedagógica “Educar empoderando” empleada en la película-documental “Entre maestros

 

       La edad no es un fenómeno físico, ya que los átomos del cuerpo de un anciano son igual de antiguos que los de un niño. La materia no envejece, entonces … ¿qué es lo que se hace viejo en nosotros …?      Este tipo de preguntas son las que hay que llevar a nuestras escuelas, cuestiones cuyas respuestas no están en los libros de texto; solo con preguntas “inquietantes” se puede despertar el espíritu científico. Un examen en el que la autoridad son los temarios, en el que la originalidad del alumno es prácticamente un estorbo, en el que se quiere poner una nota a la inteligencia sin provocarla … es un generador de cientifistas y no de científicos.
     Un temario nunca puede estar por encima de la inteligencia de los alumnos, por la sencilla razón de que éste está muerto y ellos vivos. Un maestro, de corazón, es ante todo un ser consciente de la vida que crea y que ve en sus alumnos también a creadores de vida. Los profesores no han de estar al servicio de un plan de estudios, sino al  servicio del amor a la vida. El Espíritu Científico trasciende el método científico al añadir a su campo de actuación la riqueza interior del ser humano, convirtiéndose por esta razón en una poderosa herramienta de autoconocimiento y de crecimiento personal, que sirva a las personas y no a los estamentos. El Espíritu Científico no está sometido a las creencias y las teorías, sino que las emplea como un instrumento más de investigación: el científico “juega” a comprender el mundo, por lo tanto puede estar distendido y sin presiones.
     Un educador ha de saber provocar la sabiduría en sus hijos o alumnos; el Espíritu Científico es el camino para lograrlo. Dar los primeros pasos en este camino es a lo que te invita el presente taller; la educación que recibimos basada más en las autoridades y en el cientifismo no nos preparó para este andar, ¿te apetece conocer cómo prepararse para este viaje … qué equipaje hemos de llevar, qué cargas hemos de soltar ….?
      Observación: El taller no es sólo para educadores de profesión, la idea es que todos hemos de convertirnos en nuestro propio educador y desde ahí trascender las creencias que han estado limitando nuestra vida. Para logarlo es necesario conocer una nueva forma de pensarnos y de pensar la vida, una forma que armonice con nuestros sentires más profundos, para ello emplearemos la información de los llamado Nuevos Paradigmas del Conocimiento.

 

          Fecha y horario: 

           Sábado  8 de julio, de 10 a 14:30 y de 16:30 a 20:30  
                   (De 9:30 a 10 se recibe a los asistentes y se hace el pago en efectivo)
  
          Lugar del encuentro:   

           Sala Sol c/ Echegaray 6 2º  Madrid
            (metro Sevilla o Antón Martín) 

         Precio:     100 €

                   
  Información e inscripciones:
 
                 cdevinderjit@gmail.com
                    Telf.   659 669 617


         Información sobre la formación "Educar empoderando"
                         (comienzo del curso 2017-2018):

                      educarempoderando.blogspot.com.es/